Los más malos entre los malos: nivel 4 de bioseguridad

La inmensa mayoría de los microbios son “gente” muy buena: gracias a
ellos es posible la vida en el planeta, son la base de la biotecnología,
limpian nuestros desechos y  tienen
funciones relevantes en la industria alimentaria (te recomiendo Una docena de razones por las que los microbios son importantes).
 

Pero es verdad que los microbios también tiene su lado oscuro y algunos
son malos pero que muy malos. Los agentes patógenos (que pueden ser bacterias,
virus, hongos u otros parásitos) se clasifican en cuatro niveles de bioseguridad según los siguientes factores: la
patogenicidad del microorganismo, el modo en el que se trasmite y el tipo de huésped
que infecta, la disponibilidad de medidas preventivas efectivas (como vacunas),
la disponibilidad de un tratamiento efectivo (antibióticos y otros quimioterápicos)
y la resistencia a los mismos.
 

Nivel 1 de bioseguridad (biosafety level 1, BSL 1) son microorganismos
bien caracterizados que sabemos que no causan enfermedad en humanos ni en
animales, y que no suponen riesgo (o es mínimo) de infección a nivel individual
y comunitario, por ejemplo la bacteria ambiental Rhizobium.
 

Nivel 2 de bioseguridad (biosafety level 2, BSL 2) son patógenos
que pueden causar una enfermedad en humanos o animales pero que no son un
riesgo serio para las personas ni para la
comunidad, los animales domésticos o el medio ambiente. El riesgo individual es
moderado y a nivel comunitario bajo. Si causan infección, existe un tratamiento
efectivo, hay medidas preventivas y el riesgo de que la infección se extienda
es limitado, por ejemplo la mayoría de las cepas de Salmonella typhimurium.
 

Nivel de bioseguridad 3 (biosafety level 3, BSL 3) son patógenos
que pueden causan una enfermedad seria en el hombre o en animales, pero que
normalmente no se extiende de una persona infectada a otra. Además, existe un
tratamiento efectivo y medidas preventivas. El riesgo individual de infección
es alto, pero el de la comunidad bajo. Aquí se incluyen bacterias como Mycobacterium tuberculosis, Brucella y muchos virus.
 

El nivel de máxima bioseguridad es
el 4
(biosafety level 4, BSL 4)
en el que se incluyen  patógenos que
causan enfermedades serias en humanos o animales y que puede
transmitirse fácilmente de un individuo a otro. Normalmente no hay tratamientos efectivos contra esta enfermedad, ni medidas
preventivas. Suponen un alto riesgo, incluso mortal, a nivel individual y
colectivo. Muchos causan brotes infecciosos en países tropicales en Asia,  Latinoamérica y África, son enfermedades
infecciosas emergentes y muy graves. En este grupo se incluyen algunos de los virus más peligrosos como el de la viruela, los que producen
fiebres hemorrágicas como los Filovirus Ébola y Marburg, y otros de los grupos
Arenavirus, Bunyavirus y Paramyxovirus
.
 

Puedes ver más fotografías de este tipo
de laboratorios en la web de la Red Europea de Laboratorios P4. Si te interesa más información te recomiendo que consultes la
web de la American Biological Safety Association (ABSA).
 

Ya te imaginas que trabajar con este tipo de microbios tan peligrosos
requiere unos laboratorios y unas medidas de contención especiales. En Europa
hay 9 laboratorios de alta bioseguridad reconocidos oficialmente y cuatro más en
construcción, que trabajan de manera coordinada. Para luchar contra las enfermedades
altamente infecciosas, controlar posible brotes y evitar epidemias, la rapidez
para detectar el agente causantes es lo más importante. Un diagnóstico rápido y efectivo ante una
infección de este tipo es crucial y, como los microbios no reconocen las
fronteras que hacemos los hombres, la cooperación entre los laboratorios de
alta seguridad es esencial. En un artículo publicado en la revista PLoS Pathogens se sugiere incluso la necesidad de un laboratorio de alta
bioseguridad móvil que pudiera emplearse en condiciones de emergencia ante un
brote infeccioso causado por este tipo de virus u otros patógenos desconocidos.
Por eso, la coordinación de los laboratorios de alta seguridad biológica en
Europa es una tarea prioritaria.
 

¿Te interesa conocer un laboratorio BSL4 por dentro? (vídeo 56:48)

Nisii, C., et al. (2013). Biosafety Level-4 Laboratories in Europe: Opportunities for Public Health, Diagnostics, and Research PLoS Pathogens, 9 (1) DOI: 10.1371/journal.ppat.1003105

19 Comments

    • La infraestructura y el mantenimiento es muy caro, en este tema lo ideal sería una coordinación entre países.

  1. Entonces el whatsapp que cicula del microbiologo JM Landete en el que dice que el hospital Carlos III tiene un nivel de seguridad P3 y no P4 ( a proposito del contagio del Ébola) se refiere a estos niveles de Bioseguridad ?
    Gracias

    • No conozco ese whatsapp, pero sí lo del P3 y P4 se refiere a estos niveles de bioseguridad. En España no hay ningún P4 operativo, hay varios P3 en los que no se podrían hacer experimentos con animales ni cultivar el virus, pero sí se puede manipular muestras biológicas para inactivar el virus y poder seguir trabajando en el diagnóstico.

  2. Hola, soy Profesor de Microbiología en una universidad en México, quisiera utilizar los vídeos para mis estudiantes y mi pregunta es ¿requiero algún permiso especial o reproducirlos directamente de su página es suficiente?, Saludos y Gracias

    • La OMS apunta que las muestras preparadas para las pruebas moleculares pueden manipularse igual que las muestras de casos sospechosos de gripe humana o de otros virus respiratorios que afecten al ser humano, es decir, un laboratorio catalogado como BSL-2 (laboratorio de bioseguridad tipo 2) con personal experimentado en técnicas microbiológicas y de seguridad pertinentes y cabinas de seguridad biológica, etc. Para la realización del cultivo viral del SARS-CoV-2 es necesario un nivel de bioseguridad superior en el laboratorio, BSL-3 (laboratorio de bioseguridad tipo 3), donde se pone un mayor énfasis en las barreras primarias (manipulaciones en equipos cerrados) y secundarias (requisitos de ventilación, acceso controlado al laboratorio, etc.) para proteger al personal que trabaje en el diagnóstico del virus y a aquellos localizados en áreas contiguas.

  3. Entonces el SARS-CoV-2 requiere un BSL-4 para su estudio, pero es muy costoso tener uno de estos laboratorios.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Anterior

Chagas, una enfermedad tropical olvidada que también afecta a Europa

Siguiente

¿Y si lo de Obélix fuera por las bacterias?: relacionan la obesidad con los microbios