La Primavera silenciosa de Rachel Carson

El respeto al medio ambiente, que
hoy nadie discute, 

tiene su origen con Rachel Carson

Primavera
silenciosa
(Silent Spring) es el título de un libro publicado el 27 de
septiembre de 1962.  Advertía de los
efectos perjudiciales de los pesticidas en el medio ambiente y contribuyó a
promover políticas y conductas para preservar el entorno. Inspiró el movimiento
filosófico y político que hoy llamamos ambientalismo,
consiguió que el Departamento de Agricultura de los EE.UU. revisara su política
sobre pesticidas, y sentó las bases para la creación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en ese país. Para muchas personas se trata del
primer libro divulgativo sobre el impacto ambiental de las acciones humanas y en
gran parte sentó las bases de la moderna conciencia ambiental. Su autora fue
una mujer, Rachel Carson.

Rachel Louise Carson nació el 27 de mayo de 1907 en Springdale
(Pennsylvania, EE.UU.) y vivió en la granja de su familia. Fue una gran
aficionada a la lectura y con solo 11 años publicó su primer libro. Estudió
Biología en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. Quiso realizar el
doctorado, pero por problemas familiares y económicos no pudo seguir en la
investigación y tuvo que ponerse a trabajar.

Entró, con un contrato temporal, en el Servicio de Pesca y Vida Silvestre del gobierno. Su primer trabajo consistía en escribir guiones educativos para
un programa de radio. Posteriormente consiguió el puesto por oposición, sacando
el número 1 y siendo la segunda mujer en conseguirlo en ese servicio. Así
comenzó su carrera como bióloga marina y
como escritora naturalista
. Su función era revisar los trabajos de
investigación y redactar textos y resúmenes para folletos que se hacían llegar
a los profesionales del sector y al gran público en general. Llegó a ser
nombrada editora en jefe de todas
las publicaciones del Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

Al mismo tiempo, comenzó a publicar artículos sobre la naturaleza
y el mar en varios periódicos. En 1941, publicó su primer libro sobre el mar, Under the Sea-Wind, con buenas críticas
pero pocas ventas. Diez años después tomó la decisión de dejar su trabajo y
dedicarse a escribir a tiempo completo. Sus dos nuevos libros sobre el mar, The sea around us (1951) y The edge of the sea (1955), fueron todo
un éxito de ventas.

(Fuente: Wikipedia) 

Preocupada por lo que leía, Rachel Carson comenzó a investigar sobre el DDT y sus efectos e inició la
preparación de su siguiente libro, Primavera
silenciosa
. El DDT se había empleado con profusión para controlar los
insectos que transmitían enfermedades infecciosas como la malaria. Era un
insecticida de uso doméstico y agrícola, y se fumigaban cientos de miles de
hectáreas sin ningún tipo de control. Los beneficios del DDT eran bien conocidos
por el gran público pero poca gente conocía sus problemas. Con este insecticida
desaparecían casi todos los insectos, no solo los que transmitían enfermedades.
Además, el DDT se acumula con efectos tóxicos en otras especies, que también acaban
por extinguirse.

Fumigación son DDT en Jones Beach State Park (EE.UU.) en 1953
(Fuente
)

Para Carson, sin darnos cuenta llegaríamos a nuestra particular
“primavera silenciosa”: una forma gráfica de resumir qué ocurriría al perder
una parte importante de las especies de insectos y, por tanto, de las aves y
otros animales que se alimentan de ellos. Es el efecto pernicioso que nuestra
especie ejerce sobre la naturaleza cuando no sabe o no quiere actuar con una
inteligencia que respete lo natural.

El libro se publicó en 1962 y tuvo un éxito extraordinario. No
solo porque utilizó un lenguaje científico a la vez que divulgativo que nunca
nadie había mostrado antes tan asequible para el gran público, sino porque
evidenció un riesgo para la salud pública por falta de normativa. Sin embargo,
Carson fue duramente atacada por
algunos sectores de la industria química. Se intentó impedir su edición y personalmente
tuvo que aguantar insultos y calumnias. Se le criticó que la difusión y
popularidad de su libro provocara la prohibición del DDT, lo que generó un aumento de los casos de malaria en el mundo.
Sin embargo, Rachel Carson nunca se opuso a la utilización de insecticidas para
el control de enfermedades infecciosas, aunque sí que pidió más vigilancia en su uso. De hecho, en muchos países se sigue
utilizando el DDT con este fin, cuando es necesario.

Mientras preparaba y escribía el libro, Rachel Carson fue
diagnosticada de cáncer de mama. Murió de las complicaciones dos años después
de la publicación del libro, el 14 de abril de 1964, en Silver Spring (Maryland,
EE.UU.). Carson fue premiada a título póstumo con la Medalla Presidencial de la
Libertad por Jimmy Carter. La revista Time situó a Carson entre las 100
personalidades más influyentes del pasado siglo.

Rachel Carson fue una mujer pionera al popularizar que nuestra
especie no es dueña de la naturaleza, sino parte de ella como cualquier otro
ser vivo. Su libro Primavera silenciosa es considerado uno de los 20 libros de divulgación científica más influyentes de todos
los tiempos
. En EE.UU. se considera uno de los libros más influyentes en la
cultura, sociedad y política del país. Rachel Carson consiguió despertar la conciencia colectiva por
proteger el medio ambiente
a un nivel sin precedentes, comenzando una
cultura de cuidado del entorno que, desde entonces, sigue creciendo.

No se trata de conocer sino de sentir la
naturaleza

Uno de sus libros más trascedente y desconocido es “El sentido del asombro”, traducido por
primera vez al español en 2012. Se trata de un libro muy breve, en el que
Carson muestra su lado más intimo y poético, y nos enseña de manera exquisita
que no hay mejor forma de preservar la naturaleza que experimentar su grandeza
y belleza. Nos enseña a mirar la naturaleza con los ojos y el asombro de un
niño, su sobrino Roger de unos pocos años:

“Se me sentó calladito en mi regazo durante un tiempo, viendo la
luna y el agua y todo el cielo de noche, y entonces susurró Estoy contento de que viniéramos

El vídeo “Primavera silenciosa: Rachel Carson” es una iniciativa del Museo de Ciencias Universidad de Navarra, en colaboración con Women for Science and Technology, de la  la serie “La mujer en la ciencia“:

(Con la colaboración de Jordi Puig y Ana Villaroya, del
Departamento de Biología Ambientaly el grupo Women for Science & Technologyde la Universidad de Navarra).

1 Comment

  1. a pesar del tiempo que ha pasado desde su publicación el tema sigue siendo actual y nos obliga a promover la necesidad de reducir el uso de los pesticidas y proteger el medio ambiente.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Anterior

El virus de Bilbao

Siguiente

Manipular la microbiota (III): y ahora, ¡el trasplante vaginal!