Viruela del mono: informar sin discriminar para proteger (actualizado)

ACTUALIZACIÓN (30 Julio 2022)

El pasado 23 de julio, la OMS declara la viruela del mono emergencia de salud pública de importancia internacional.

¿Qué implica la declaración de la viruela del mono como emergencia de salud internacional?

Actualmente, en todo el mundo se han notificado 22.485 casos confirmados de viruela del mono en 79 países.

2022 Monkeypox Outbreak Global Map

 

Según el último informe del Ministerio de Sanidad en España hay 4.298 casos, el segundo país, después de EE.UU. en número de casos.

Características de los pacientes: 95% hombres, mediana de edad 37 años.

Síntomas más frecuentes: exantema anogenital (60%) y en otras regiones del cuerpo (53%), fiebre (57%) y linfadenopatías (52%).

Complicaciones: el 7% presentaron complicaciones clínicas, lo más frecuente infecciones bacterianas secundarias y úlceras bucales. De los 3.750 pacientes con información disponible, el 3,2% fueron hospitalizados. En España se han notificado ya dos fallecimientos, los primeros en Europa (se ha notificado otro fallecimiento en Brasil).

Transmisión: De los 4.148 con información disponible, el 83% eran hombres que mantienen sexo con hombres. De los 2.253 casos de los que se dispone información, la transmisión fue por contacto estrecho en el 93% (el 82% en una relación sexual).


(21 junio 2022)

Según datos de la OMS, hasta el 15 de junio han ocurrido 2103 casos de viruela del mono en humanos desde enero de 2022, en 42 países (y un fallecimiento en Nigeria). España es el segundo país con mayor número de casos, después de Reino Unido.

Distribución geográfica de los casos de viruela del mono notificados o identificados por la OMS a partir de fuentes públicas oficiales, entre el 1 de enero y el 15 de junio de 2022, 5 p. m. CEST, (n=2103).

En España, según datos del Ministerio de Sanidad actualizados del 16 de junio, se han notificado 497 casos, más del 70% en la Comunidad de Madrid. El 99% de los casos son hombres con una mediana de edad de 36 años. Once casos han necesitado ser hospitalizados, y no ha habido ningún fallecimiento. El mecanismo de transmisión más probable, en los casos en los que hay información, son el contacto íntimo a través de relaciones sexuales de hombres con hombres.

Tranquilidad vigilante

El conocimiento que tenemos actualmente de las características del virus y de la enfermedad, nos permiten ser optimistas sobre el futuro desarrollo de este brote. A diferencia de la Covid-19, la viruela del mono no es un virus “nuevo”, es relativamente estable y la inmunidad que se adquiere una vez pasada la enfermedad es duradera, no se transmite de forma muy eficaz entre personas y la enfermedad que produce es leve en la mayoría de los casos. Además, gran parte de la población adulta ya tiene cierta inmunidad previa por la vacuna contra la viruela, se puede detectar rápidamente y existen vacunas de tercera generación y nuevos tratamientos específicos para los casos más graves.

Sin embargo, el hecho de que la enfermedad continúa expandiéndose en países donde hasta ahora no era endémico, es motivo de preocupación. Cada vez hay más casos y en más países y no se puede descartar que el virus se extienda en otros grupos poblacionales. Preocupa también que el virus pueda “saltar” del ser humano a los animales, y que, a través de las mascotas, por ejemplo, puede llegar a otros animales silvestres, donde pueda establecerse y hacerse endémico en países no africanos (este virus puede infectar a más de 40 especies animales distintas, especialmente roedores). Que la viruela del mono llegue a establecerse fuera del continente africano no es una buena noticia.

Hasta ahora, lo mismo que en España, la inmensa mayoría de los casos han ocurrido en hombres que han tenido sexo con otros hombres. Esto no significa que sea una enfermedad de homosexuales, cualquier persona puede llegar a infectarse. Pero el riesgo para la población general es bajo. Sin embargo, los hombres que frecuentan fiestas o locales en los que se mantiene sexo con otros hombres, con varias parejas y en muchas ocasiones sin conocer ni siquiera la identidad de la otra persona, tienen un riesgo alto de infectarse. No cabe duda de que hay que conseguir un equilibrio entre informar y no discriminar a ningún colectivo, pero para proteger a estas personas, a los más vulnerables en este caso, hay que informar con claridad.

Es necesaria la responsabilidad personal

Siendo España uno de los países con mayor número de casos, sorprende la ausencia de información por parte de las autoridades sanitarias, especialmente ahora en verano donde proliferan los festejos y eventos multitudinarios. Es muy importante explicar cómo se contagia la enfermedad, qué síntomas tiene y, sobre todo, cómo prevenirla. Informar, sin discriminar, para proteger a los colectivos con mayor riesgo.

La viruela del mono se puede contagiar a cualquier persona:

  • a través del contacto personal cercano, a menudo por el contacto piel con piel, por contacto directo con el sarpullido, llagas o costras que aparecen en la piel,
  • por contacto con objetos, telas (ropa, ropa de cama o toallas) y superficies que hayan sido utilizadas por alguien infectado,
  • a través de gotitas respiratorias o fluidos corporales.

Todo esto puede ocurrir durante el contacto sexual íntimo, que incluye sexo oral, anal y vaginal o tocar los genitales o el ano, abrazar, masajear o besar y hablar de cerca, tocar telas y objetos durante las relaciones sexuales que hayan sido utilizados por una persona infectada, como ropa de cama, toallas y juguetes sexuales.

Los primeros síntomas son parecidos a muchas infecciones virales y pueden incluir:

  • fiebre,
  • dolor de cabeza,
  • dolores musculares y de espalda,
  • escalofríos,
  • cansancio y agotamiento.

Una característica es la inflamación de los ganglios en cuello, axilas e ingles, principalmente.

Normalmente, tres días después de la aparición de los primeros síntomas, comienza una erupción típica en la piel desde el sitio de la infección primaria que se propaga rápidamente a otras partes del cuerpo. A veces aparecen cerca de los genitales o el ano, pero también en otras áreas como las manos y los pies. También pueden aparecer en el pecho o la cara. Las llagas pasarán por varias etapas antes de formar una costra y sanar. Pueden estar incluso dentro del cuerpo, en la boca, la vagina o el ano. El virus se puede propagar desde el momento en que comienzan los síntomas hasta que todas las llagas hayan sanado y se haya formado una nueva capa de piel. Esto puede durar varias semanas.

Para controlar estos brotes y evitar que la viruela del mono se extienda entre la población y acabe siendo endémica en Europa, es fundamental que, si alguna persona tiene la más mínima sospecha de tener la enfermedad y presenta alguno de estos síntomas, busque atención médica inmediatamente. Algunas recomendaciones de la OMS:

  • las personas con signos y síntomas compatibles con la viruela del mono deben abstenerse de entrar en contacto cercano con cualquier otra persona y deben evitar asistir a reuniones,
  • se debe evitar el contacto cercano con alguien que tenga signos o síntomas compatibles con la viruela del mono, incluido no tener contacto íntimo o sexual; el preservativo no va a evitar la transmisión del virus,
  • los casos confirmados deberían permanecer aislados hasta que las pústulas curen por completo, evitando el contacto con cualquier otra persona y mascotas; la mayoría pueden permanecer en su casa con cuidados de apoyo,
  • los contactos cercanos deben vigilar el desarrollo de los síntomas hasta 21 días desde la última exposición a un caso confirmado,
  • los casos sospechosos o confirmados debería colaborar con las autoridades sanitarias y proporcionar toda la información necesaria para poder hacer una investigación epidemiológica adecuada, detectar a los posibles contactos y poder así cortar la cadena de transmisión y controlar el brote,
  • en algunas reuniones o eventos, se recomienda introducir listas de asistencia para los participantes, si es posible, para facilitar el rastreo de contactos en caso de que se identifique un caso de viruela del mono.

Cómo se extienda la viruela del mono en el futuro dependerá de los esfuerzos que se hagan para su control. Cuanto más temprano sea el diagnóstico más rápido se podrán detectar y aislar a los pacientes, reduciendo la transmisión del virus. No hay que alarmar a la población, tranquilidad vigilante, pero es necesario informar sin discriminar para proteger a los que están en riesgo. Hay que aplicar la responsabilidad individual con el objetivo de preservar la salud individual, la de las personas con las que se interactúa y la de la comunidad.

Para más información:

Multi-country monkeypox outbreak: situation update (WHO, 17 June 2022).

Multi-country outbreak of monkeypox (ECDC).

Monkeypox (CDC).

Why the monkeypox outbreak is mostly affecting men who have sex with men (Science, 20 June 2022).

2 Comments

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Anterior

El origen natural del SARS-CoV-2 sigue siendo la hipótesis más probable

Siguiente

No, el nuevo virus Langya no ha causado un brote en China y no supone una amenaza pandémica (de momento)